Archives

  • 0

Talleres Senso Perceptuales

Taller sensorial

¿QUIÉN HABITA BAJO MI PIEL?

 

INTRODUCCIÓN

La dramaturgia de la imagen sensorial es el camino para crear juegos dramáticos o experiencias que involucran el tacto, el gusto, el olfato, los sonidos, la propiocepción, el movimiento, la imaginación, la memoria y la intuición. Los asistentes a estos juegos se transforman de inmediato en “imaginantes” o creadores de experiencias, no son espectadores ni actores, sino viajeros que exploran y habitan con todos los sentidos su entorno y su espacio interior, los cuales se transforman a partir de la levedad, la oscuridad, el silencio y el mundo onírico.

Cerrar los ojos, oler, tocar, sentir, escuchar y leer a otro y a sí mismo son los elementos clave. Cada uno de estos elementos sensoriales resuena de diferente manera en la memoria individual de los viajeros, suscita imágenes, recuerdos, intuiciones y emociones.

Estos elementos sutiles se entrelazan para crear una nueva forma de percibir el mundo y encontrar alternativas de abordaje con nuevas herramientas y objetivos propositivos. Se busca con esta metodología, investigar de forma artística, una sensibilización a través de las emociones para hacer consciente las decisiones del ser humano y sus implicaciones.

OBJETIVO GENERAL

Proporcionar a los participantes, a través de juegos y experiencias dramático–sensoriales, los elementos básicos para reconocer las diferentes formas en las que nos habitamos y habitamos el mundo, reconociendo así las manifestaciones emocionales que tiene el ser humano, algunas posibles reacciones y como abordarlas para generar experiencias estéticas que apunten a generar nuevos pensamientos consientes.

METODOLOGÍA

Se realizarán experiencias sensoriales a partir del juego con olores, texturas, imágenes y sonidos. Para tal fin, se contemplarán varias sesiones de trabajo que se desarrollarán alternamente en sitios cerrados y en espacios al aire libre, bien sea de ambiente natural y/o del entorno urbano. Inicialmente se harán juegos sencillos que darán la pauta para la exploración sensorial de la oscuridad, el silencio, la levedad y aquellos elementos que contienen una memoria emotiva individual.


  • 0

AQUA CERO

A través de experiencias sensoriales se recreará un mundo del futuro en el cual los seres humanos han dejado perder sus recursos hídricos, sus bosques y sus animales.

El Viajero (público) recorrerá un camino y escenarios sensoriales en los cuales se encontrará con seres humanos del futuro que han aprendido a sobrevivir con un líquido que parece agua, pero no lo es.

Vivirán una experiencia sobre las malas decisiones que tomaron sus ancestros.


  • 0

ASYLUM «Voces DeMentes»

Asylum es una obra de teatro de “inmersión sensorial”, en la cual el público se convierte en  un “imaginante” que recorre un laberinto lleno de aromas, sonidos, texturas y emociones que invitan permanentemente a tomar el riesgo de encontrarse consigo mismo. Este  viaje a la intimidad genera un acercamiento hacia nuestros recuerdos y nuestros sueños, nos enfrenta con ese mundo primigenio en el cual soñábamos aún con grandes aventuras, un mundo en el cual tuvimos todo el tiempo a nuestra disposición, pero sin darnos cuenta, caímos en un universo en donde la locura y la cordura conviven en un espacio que ya no es propio, un mundo de vertiginosa competencia en el cual perdemos nuestra voluntad lentamente.

El público entra solo o en pareja cada cinco minutos, convirtiéndo así esta obra de teatro en una experiencia única e irrepetible. El recorrido tiene una duración de una hora en el cual el público se convierte en protagonista de su propia historia. “Quien entra al Asylum no es el mismo quien sale”, pues a veces la vida solamente precisa un momento de oscuridad para revelar la verdad interior.

En su recorrido, el “imaginante” se encontrará con personajes que habitan unos espacios oníricos que recrean sensorialmente la mente humana que hace escuchar esas voces “DeMentes” que hablan sobre el pasado y el futuro de los sueños perdidos o por alcanzar.

Esta  obra está inspirada en dos universos, uno es Alicia en el País de las Maravillas, y el otro es el universo de los villanos del comic de Batman, ambos están construidos sutilmente con una lógica de lo ilógico, un mundo en el cual la mente de estos personajes no coinciden con lo que la sociedad llama normalidad. Pero es justamente esa dimensión que conocemos como locura, la que nos permite decir aquellas verdades ocultas y vivir de un forma más intensa aquello que nos es prohibido o simplemente condicionado.

La pregunta entonces sería: ¿Quién está más loco, los que habitan el Asylum o los que lo visitan? Hay que atreverse a cruzar el umbral de esta obra para encontrar su propia verdad, aquella que nos susurra en sueños y nos cuestiona permanentemente sobre lo que hacemos, sobre lo que creemos y soñamos como nuestro verdadero camino.

El público ingresa en forma individual o en pareja, cada 5 minutos y realiza un recorrido laberíntico construido con telas suspendidas de cables de acero que están anclados a la pared. El público recorre este laberinto pasando por 13 espacios los cuales están habitados por personajes que plantean un juego sensorial. Se maneja mínima luz y mínimo texto, para poder generar la exploración de los otros sentidos tales como el olfato, el gusto y el tacto. La obra está compuesta con ambientación sonora y olfativa (aromas). El piso está ambientado con diferentes texturas.