ASYLUM “Voces DeMentes”

Date:01 Oct, 2017

ASYLUM “Voces DeMentes”

Asylum es una obra de teatro de “inmersión sensorial”, en la cual el público se convierte en  un “imaginante” que recorre un laberinto lleno de aromas, sonidos, texturas y emociones que invitan permanentemente a tomar el riesgo de encontrarse consigo mismo. Este  viaje a la intimidad genera un acercamiento hacia nuestros recuerdos y nuestros sueños, nos enfrenta con ese mundo primigenio en el cual soñábamos aún con grandes aventuras, un mundo en el cual tuvimos todo el tiempo a nuestra disposición, pero sin darnos cuenta, caímos en un universo en donde la locura y la cordura conviven en un espacio que ya no es propio, un mundo de vertiginosa competencia en el cual perdemos nuestra voluntad lentamente.

El público entra solo o en pareja cada cinco minutos, convirtiéndo así esta obra de teatro en una experiencia única e irrepetible. El recorrido tiene una duración de una hora en el cual el público se convierte en protagonista de su propia historia. “Quien entra al Asylum no es el mismo quien sale”, pues a veces la vida solamente precisa un momento de oscuridad para revelar la verdad interior.

En su recorrido, el “imaginante” se encontrará con personajes que habitan unos espacios oníricos que recrean sensorialmente la mente humana que hace escuchar esas voces “DeMentes” que hablan sobre el pasado y el futuro de los sueños perdidos o por alcanzar.

Esta  obra está inspirada en dos universos, uno es Alicia en el País de las Maravillas, y el otro es el universo de los villanos del comic de Batman, ambos están construidos sutilmente con una lógica de lo ilógico, un mundo en el cual la mente de estos personajes no coinciden con lo que la sociedad llama normalidad. Pero es justamente esa dimensión que conocemos como locura, la que nos permite decir aquellas verdades ocultas y vivir de un forma más intensa aquello que nos es prohibido o simplemente condicionado.

La pregunta entonces sería: ¿Quién está más loco, los que habitan el Asylum o los que lo visitan? Hay que atreverse a cruzar el umbral de esta obra para encontrar su propia verdad, aquella que nos susurra en sueños y nos cuestiona permanentemente sobre lo que hacemos, sobre lo que creemos y soñamos como nuestro verdadero camino.

El público ingresa en forma individual o en pareja, cada 5 minutos y realiza un recorrido laberíntico construido con telas suspendidas de cables de acero que están anclados a la pared. El público recorre este laberinto pasando por 13 espacios los cuales están habitados por personajes que plantean un juego sensorial. Se maneja mínima luz y mínimo texto, para poder generar la exploración de los otros sentidos tales como el olfato, el gusto y el tacto. La obra está compuesta con ambientación sonora y olfativa (aromas). El piso está ambientado con diferentes texturas.